18 | Febrero | 2019

Análisis

Nuevo tratado comercial da certidumbre a Estados

En agosto de 2018, México y Estados Unidos llegaron un acuerdo comercial bilateral en materia de comercio exterior, al cual se unió Canadá en septiembre, lo que dio inicio al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC). Con ello, inició una nueva etapa de comercio exterior entre los 3 países que integran América del Norte. 

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se inició en agosto del 2017 ante la exigencia del gobierno de Estados Unidos de disminuir el déficit comercial de su nación con México. Desde 1995, México tiene un superávit comercial con Estados Unidos, que creció a tasa media anual del 11.4% en los últimos 22 años.

De esta manera, el saldo de la balanza comercial de México con Estados Unidos pasó de 93,700 millones de dólares (mdd) en 2010 a 132,300 mdd en 2017. Destaca que más de 50.0% del saldo superavitario que se tienes con Estados Unidos responde al incremento de las exportaciones del sector automotriz y de autopartes. 
  
Ceden exigencias para preservar acuerdo comercial
Durante la renegociación del TLCAN y creación del TMEC, el gobierno de Estados Unidos planteó propuestas para continuar dentro de dicho bloque comercial y disminuir su déficit comercial con México, destacando la Clausula Sunset, la resolución de controversias, compras gubernamentales, eliminación de estacionalidad agropecuaria y reglas de origen.

La Clausula Sunset consistía en la ratificación del TLCAN cada cinco años con la finalidad de revisar su conveniencia y vigencia, lo cual generaría incertidumbre para los inversionistas y mayores fluctuaciones en el tipo de cambio. No obstante, el gobierno mexicano logró eliminar dicha clausula.